spot_imgspot_img

Francisco de Manuel revienta Madrid al natural

Se corrió turno para dar tiempo a Roca Rey y salió ‘Espiguita‘, en quinto lugar, un animal bien hecho, proporcionado y cuajado, rematado por todos lados, con desarrollo de pitón, engatillado, enseñando las palas y abierto. Permitió buenos lances a la verónica de Francisco de Manuel, que se hizo ovacionar con fuerza en un precioso quite por chicuelinas de mano baja. Sensacional tercio de banderillas Juan Carlos Rey y Fernando Sánchez, que se desmonteraron. Rún-rún de faena grande en la plaza. Esa atmósfera única de Madrid.

Se lo sacó más allá de las dos rayas y, ahí, lo cuajó. Primero con la diestra, pero, sobre todo, al natural. Embistiendo el toro con un ritmo y un temple mayúsculos. Tres, quizás cuatro, tandas echando los vuelos y enganchando cada embestida, pulseándolo y muy despacio, vaciando detrás de la cadera. Excelentes. Al ralentí. Crujió Madrid. Faena cara y medida, que acabó con trincherillas. Se volcó a matar o morir y la estocada, algo caída, fue fulminante. Sin puntilla en cuestión de segundos. Dos orejas y ovación para este superlativo ‘Espiguita‘.

Salió en tercer lugar un salpicado, muy en ‘lo’ de Algarra de esta casa, bajo y armónico, pero muy serio, de pitón blanco, abierto de cuerna y enseñando las puntas, que repitió de salida en el percal de Francisco de Manuel. Cumplió en varas y fue a más. Con más codicia, muy pronto, como loco por comerse los engaños. Alegre y con ritmo en banderillas. De Manuel se echó de rodillas para torearlo en redondo, templado, hubo un pase de pecho rodilla en tierra y el de la firma, magníficos para abrochar la tanda. La tanda posterior, con la diestra, también muy importante, toreando muy ceñido. Mantuvo el nivel de intensidad en las series posteriores, aunque no la rotundidad de esas dos primeras, especialmente, en el final, en paralelo a tablas, con la zurda. Por ahí, el toro se abrió y buscó las tablas. Final por manoletinas, angostísimas. Se tiró detrás de la espada y dejó una buena estocada, que le procuró una oreja.

spot_img

RELACIONADO

spot_img