spot_imgspot_img

Ferrera, un capote diferente por una causa ejemplar

El capote azul con el que Antonio Ferrera actuó en la feria de Fallas de Valencia no atendía a ninguna extravagancia ni a una inspiración en lienzos decimonónicos. La seda azul eléctrica y celeste con la que el extremeño lidió a sus dos victorinos, estaba cosida con la intención de colaborar en la subasta benéfica de un festival a favor del autismo en el que actuará el próximo 31 de marzo en Querétaro (México) y que tiene como lema «El toreo se viste de azul«.

El evento, que celebra su quinta edición, nace con la intención de recaudar fondos en la lucha y ayuda contra la enfermedad del autismo en la infancia y se celebrará en el Cortijo El Salitre de la ciudad azteca. En el mismo también están anunciados el matador Diego Silveti y los rejoneadores José y Javi Funtanet, a la espera de incorporar más nombres en el cartel definitivo.

Según información del diario El Universal de Querétaro, toreros como El Juli, José Tomas, Eulalio López «Zotoluco», Joselito Adame y Sebastián Castella, entre otros, han apoyado la iniciativa en años anteriores. El festival se ha realizado en 2014, 2015 y 2017 en el Restaurante Arroyo de la Ciudad de México, y en 2019 en San Miguel de Allende, recaudando más de 2 millones de pesos para proporcionar becas de diagnóstico a 200 niños, apoyo en tratamiento a 65 niños, así como a más de 300 familias a través de Iluminemos de Azul, que dirige el matador de toros Gerardo Gaya.

Imagen: @plazadevalencia

spot_img

RELACIONADO

spot_img