Ferrera, premio a un gesto de torero

Tras sufrir ayer en Badajoz una cornada en la cara interna del muslo de 15 cm, el maestro Antonio Ferrera hace el paseíllo en Alicante para honrar la memoria del que fuera su maestro, el añorado José María Manzanares, a quien se ha dedicado la Feria de Hogueras 2021 con motivo de su 50 Aniversario de alternativa, y a quien se ha dedicado numerosos homenajes, como el busto que ha regalado Morante de la Puebla -que también torea hoy- y que se ha colocado hoy en la Puerta Grande de la plaza. 

Ferrera deja a Traviato en el caballo, después de una buena media en el inicio capotero, donde empuja el toro aunque sin meter la cara abajo. Buen tercio de banderillas, especialmente el siempre efectivo Fernando Sánchez y el tercer par, de Javier Valdeoro. Brinda el torero al cielo, a su maestro, y empieza prácticamente toreando en redondo tras unos muletazos por bajo, ya que le cuesta flexionar la pierna izquierda, por la cornada sufrida ayer. El toro tiene genio, y un Ferrera en condiciones habituales habría limado las asperezas del animal del Algarra. Eso no quita el gran mérito que han tenido las tandas que ha propiciado el extremeño, en las que ha dejado buenos pasajes, corrigiendo algunos defectos del repetidor animal. Tras dos pinchazos, deja una media habilidosilla. Silencio

El viento impidió un mejor recibo capotero de Morante, que dejó una verónica rodilla en tierra ante Trianero y otra erguido, tras lo que el toro le desarmó, haciendo un mal gesto el animal al liarse con el capote, lo que hizo que se quedara descangallado, por lo que salió el pañuelo verde. El 2º bis, Abejaruco, es recibido por Morante a la verónica, que dejó una buena media. Empuja bien en el caballo, muy bien picado por Aurelio Cruz, demostrando el animal, en los primeros tercios, la virtud de la fijeza. Gran lidia de Trujillo, esperando el toro en banderillas. Empieza Morante sin mucho entusiasmo su labor con la pañosa; sin embargo, prueba al animal por los dos pitones, viéndose que el mejor de este Abejaruco es el derecho, donde repite mejor y con más clase que al natural. El animal se viene abajo -aunque siempre con la boca cerrada-, y deja Morante una media apañada. Silencio 

Muy rematador se muestra Matagallo, aunque no deja a Juan Ortega lucirse a la verónica, mostrándose algo falto de fuerzas. Manuel Burgos deja un puyazo arriba aunque trasero, haciendo el animal una pelea más que discreta. Una vez más, extraordinaria lidia de Andrés Revuelta. Tras el primer pase con la muleta, el toro se cae pese al temple continuo de Juan Ortega, que se lleva a Matagallo a los medios con pases suaves de tanteo. Adolece el toro de fuerza, teniendo cada vez menos recorrido; lo que no impide a Ortega dejar buenos naturales, de uno en uno, por las condiciones del toro. Con buen criterio, cambia el sevillano de espada cuando el toro ya se queda parado, sin alargar innecesariamente lo que no tiene sentido. Imposible se puso el astado a la hora de matar, sonándole los tres avisos, no por culpa del torero, que lo intentó pinchando arriba, por todos los medios, y tapándose el animal para el descabello. Pitos al toro en el arrastre. 

Merece mencionarse la labor de director de lidia que ejerció Ferrera, estando pendiente de Juan Ortega, cuando marraba con el verduguillo. 

Ferrera recibe a Tratante con una larga, tras la que torea a la verónica dejando una media belmontina. Lleva al toro al caballo mediante un galleo por chicuelinas, y lo saca del peto por un quite similar al galleo, realizándolo de modo similar al de Manzanares, aunque siempre con el sello del extremeño. Vuelve a lucirse Fernando Sánchez, quien saluda montera en mano junto a Montoliú. Brinda Antonio Ferrera a Yeyes, hija del maestro Manzanares, como representante de la familia del añorado maestro alicantino, y se lleva a Tratante a los medios. El toro va bien por la diestra y transmite con clase, toreando Ferrera a placer a este gran toro. Tras un bonito cambio de mano, cambia a la zurda, yendo profundo el animal, con recorrido y cada vez a más, también gracias al buen trato del torero, que lo luce. El público en pie. Se perfila a varios metros para matar al toro, y a cámara lenta se acerca dejando una casi entera trasera y tendida, tras pinchazo (realizado de similar modo). Fuerte ovación para el extraordinario Tratante y 2 orejas para el extremeño, que tiró de vergüenza torera en todo momento y nunca llegó a hacer un gesto relacionado con la cornada del día anterior. Los toreros son de otra pasta…

Hoy no es la tarde de Morante con el percal, inusualmente destemplado. Cristóbal Cruz le receta un buen puyazo a Recompuesto. Buenos pares de Juan José Trujillo, que se desmontera, apretándole el toro hacia las tablas. Pegado a ellas, empieza Morante por ayudados por alto, y lleva así al animal hasta la raya del tercio, donde sigue toreando José Antonio a media alturita por ambos pitones, dejando algunos destellos el sevillano, especialmente en un derechazo. Si bien no tuvo ninguna virtud extraordinaria (como sí le ocurrió a su hermano que hizo 4º), tampoco tuvo mayores complicaciones, destacabdo en nobleza y tamplanza, permitiendo, perfectamente, que se le hiciera faena. Finaliza mediante una tanda de naturales, de uno en uno. Deja una media tras pinchazo. Oreja. Ovación para Recompuesto. 

El templadísimo capote de Juan Ortega se puede lucir al fin con Portero, viéndose aquí las mejores verónicas de la tarde, rematadas de preciosa media. Mansea el toro en el caballo. Buen tercio de avivadores. Intenta Juan llevarse el toro a los medios, mostrándose ya desde el inicio parado el animal. Hace un amago de rajarse en la primera tanda, tocándole suavecito el trianero siempre, para que el animal nunca se sientiera podido, y claudicara antes de tiempo. Pero, ni celo, ni clase, ni recorrido, ni humillación, ni casta, ni fijeza… El torero persigue -intentando extraer muletazos- al animal, que huyendo hacia tablas, acaba prácticamente en chiqueros. Macheteo torero por la cara, porque poco más se podía hacer. Tras pinchazo, deja una estocada caída. Pitos al toro. 

Sacan en hombros a Antonio Ferrera, que pasó a la enfermería tras salir por la Puerta Grande. 

RESEÑA DE ALICANTE

Domingo, 27 de junio de 2021. Plaza de toros de Alicante. 6 Toros 6, de Luis Algarra Polera para Antonio Ferrera, ovación y dos orejas; Morante de la Puebla, ovación y oreja con fuerte petición de la segunda, y Juan Ortega, silencio tras tres avisos y silencio.

Incidencias: Tras el paseíllo -en el que Ferrera lució un capote de paseo que le regaló Manzanares cuando el extremeño era apenas un niño-, el público sacó a saludar a los tres toreros. 

Alicia Peñarrubia

 

RELACIONADO