spot_imgspot_img

Feliz 2023 o la llegada de un año apasionante

Como en la imagen que acompaña a estas líneas, todo está ya listo, los capotes esperan. Reposan en las tablas aguardando, como el aficionado, el momento de desplegarlos y comenzar a torear. La falsa calma chicha del invierno -el frenesí de los despachos volverá en cuanto engullamos las doce uvas- descuenta ya las semanas para que ese oceáno que no cesa que es el toreo devuelva las ondas de su oleaje a Europa. Resta los días para que el toro, ese que da y quita, vuelva a agitar todo, a poner las cosas en su sitio.

Porque nos espera un 2023 apasionante, con un elenco de figuras en la cúspide que van a volver a salir a por todas. La madurez genial de Morante de la Puebla, en su primer año post cien corridas; figuras con una voracidad que nunca se sacia como El Juli o Roca Rey; el regreso a pleno rendimiento de Emilio de Justo; la consagración de un Daniel Luque inconmensurable; el reto de Alejandro Talavante por cambiar el sino tras su vuelta a los ruedos; sin olvidar esa incógnita que siempre es el verso libre José Tomás.

Tampoco hay que olvidarse de la evolución de toreros jóvenes con un año más de madurez como los Ginés Marín, Tomás Rufo, Pablo Aguado, Juan Ortega o de aquellos que han eclosionado este año como Ángel Téllez, Francisco de Manuel o Isaac Fonseca, aspirante al cetro de figura por el que suspira desde hace décadas México. Además, hay nombres ilustres que regresan como Sebastián Castella o El Cid y otros en sazón como Diego Urdiales, Miguel Ángel Perera, Paco Ureña o Fernando Robleño. La baraja es más extensa que nunca.

Hay mimbres para que nos divirtamos. Y mucho. Porque, aunque se hayan reducido las camadas, en el campo aguarda ese tesoro que es la bravura. Han subido los piensos, cierto, los combustibles, también, la luz, todo… Pero la afición de los ganaderos sigue pudiendo más y, con ese cincel que es el campo, han ido ahormando sus reses para que en la nueva temporada disfrutemos con la verdad y la seriedad que otorga el toro bravo cuando sale de toriles en cada plaza de toros.

Nunca se criado un toro similar al actual. Tan pluscuamperfecto. Por trapío, por hechuras, por clase, por duración. Se selecciona más que nunca y se prepara como jamás se ha hecho a todos los animales de cara a su lidia en la plaza de toros. En el campo bravo, hay un rosario interminable de hierros que crían los toros, la materia prima, que posibilitará las grandes faenas de esos nombres arriba citados y de tantos otros toreros que nos regalarán tardes, emociones, para el recuerdo.

Por mucho que lluevan los ataques desde fuera, por mucho que ataquen al sector, por mucha libertad que nos quieran robar mientras se ponen la medalla del progresismo… La Tauromaquia seguirá siendo la pasión de millones de personas que estén dispuestos a emocionarse en cuanto se alineen todos estos mimbres.

Desde todo el equipo de Toreteate les deseamos un gran año. Nuestros mejores deseos. Disfruten de la familia, los amigos y brinden esta noche, porque el 2023 promete. Y ya está aquí. Feliz año nuevo.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img