spot_img

Fabio Jiménez: ‘Ojalá el 15 de agosto en Alfaro supere la versión que di en mi debut con picadores’

El novillero, Fabio Jiménez, tiene este próximo 15 de agosto una cita importante en la plaza de toros de su pueblo, Alfaro (La Rioja). Se trata de una corrida mixta en la que torearán Diego Urdiales y Cayetano junto al joven ya nombrado. Tras tan solo tres meses de su debut con picadores en esa misma plaza, el riojano la volverá a pisar y lo hará con los toros de la divisa jiennense Guadalmena.

PREGUNTA: En primer lugar, ¿cómo afronta la tarde del próximo 15 de agosto?

RESPUESTA: Con muchas ganas y con ilusión de poder expresar mi toreo ante la afición de mi tierra.

P: Los novillos que se lidiarán esa tarde son de Guadalmena, ¿qué opina acerca de esta ganadería?

R: La verdad es que no he tenido la oportunidad de torear nada de este hierro pero, sí la he podido ver en novilladas y corridas de toros televisadas. Me parece una divisa con muy buena clase y creo que va a ayudar a sacar cómo siento yo el toreo.

P: Va a volver a torear en su pueblo, Alfaro, ¿qué siente cada vez que pisa esa plaza?

R: Pues sí, estuve dos años toreando sin caballos y el pasado 14 de mayo debuté con picadores allí. Ahora vuelvo con un cartel de lujo y siento responsabilidad todas las tardes que toreo en mi pueblo, porque al final es la gente que me ha visto crecer y me gusta que vean la evolución en mi toreo y hacerles disfrutar.

P: Ya que hablamos de Alfaro, ese 14 de mayo, como acaba de decir, debutó con caballos, ¿cómo se sintió aquel día?

R: Bien. Fue un pequeño paso más en mi carrera en el que pude lidiar dos novillos de La Palmosilla de mucha calidad y, la verdad es que estuve muy a gusto expresando lo que sentía. La gente creo que se fue contenta. Ojalá el próximo 15 de agosto pueda superar la versión que dí aquel día.

P: Desde entonces, solo han pasado tres meses, ¿en este transcurso sus expectativas han sido las esperadas?

R: Sí, he podido torear después del debut. Una novillada en Villalpando, Zamora, donde pude cortar dos orejas; y otra en Los Santos, un pueblo de Salamanca; allí tan solo pude cortar una oreja porque pinché dos novillos, pero, estuve muy cómodo toreando a un novillo de La Interrogación. La verdad es que percibo buenas sensaciones y con ganas de torear. También es cierto que uno siempre busca torear más y mejor pero bueno, para ser el primer año con caballos y lo difíciles que estás las cosas, la verdad es que voy notando una buena evolución. Estoy disfrutando mucho toreando y la preparación también es muy buena, así que espero seguir así e ir a más.

P: Por lo que hace un poco más a su profesión, ¿tiene alguna referencia en el mundo del toro?

R: Intento fijarme en todos los toreros de corte clásico, los que intentan hacer el toreo despacio y con pureza, que es como yo intento realizarlo día a día tanto de salón como en la plaza. Te podría decir nombres como Diego Urdiales, Morante de la Puebla, Manzanares padre, Ortega Cano… Me dejo un montón de nombres más, porque la verdad es que me gusta mucho ver toros y veo a muchos toreros pero, sobre todo, a los que intentan hacer el toreo bueno.

P: ¿Cómo definiría su estilo a la hora de torear?

R: Como he explicado antes, intento hacer el toreo puro, clásico, lo más despacio posible. Al final, intento torear con pasión y entregarme delante de la cara de los toros.

P: ¿Tiene alguna superstición cuando torea?

R: Las supersticiones van y vienen pero, siempre intento iniciar el paseillo con el pie derecho, vestirme de torero también por el lado derecho… La verdad que pocas más, como he dicho anteriormente, van y vienen y, personalmente, no soy muy supersticioso.

P: Haciendo un repaso de todo lo que lleva de temporada, ¿se siente satisfecho con todo el trabajo realizado, o cambiaría algo?

R: El trabajo en invierno y la preparación ha sido, y es, muy intensa; diariamente, lo único a lo que me dedico es a torear y a prepararme física, técnica y psicológicamente para torear. Después, en la plaza siempre, a toro pasado, haríamos cosas distintas. A pesar de eso, en los festejos que he tenido este año la verdad es que me he sentido muy seguro. Quizás, lo que sí cambiaría sería la espada; he pinchado novillos que he toreado bien. Sobre todo en Los Santos, Salamanca, en la semifinal del circuito de Castilla y León; tenía las orejas cortadas al de La Interrogación, ya que lo pude torear muy bien pero, se me fue el triunfo por la espada. A pesar de eso, por todo lo demás, las sensaciones son buenas.

P: Mirando hacia un futuro, ¿tiene pensado algún plan para la próxima temporada?

R: Bueno, este año me quedan 4 o 5 novilladas más que tengo habladas. Por lo demás, intento pensar en el  día a día y las cosas que van llegando lo irán haciendo. Sí que es verdad que me gustaría ir a las ferias de novilladas por las distintas regiones de España y, también, poder torear un poco por mi tierra. Sobre todo, quiero seguir creciendo como torero y seguir toreando novilladas.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img