El valor de Juan Leal arrasa en Nimes

El francés corta tres orejas del mejor lote de Fuente Ymbro en dos faenas en las que asustó a los tendidos; Finito pasa del infierno de los tres avisos con el primero a la sublimación del toreo con el cuarto; Urdiales se topa con el peor lote

 

Nimes cerraba con la corrida de Fuente Ymbro su fin de semana de toros. Dos festejos con un aforo permitido de 5.000 espectadores, viables económicamente gracias a Movistar Plus que retransmitió para todo el orbe taurino lo ocurrido en la emblemática plaza gala.

Juan Leal fue el gran triunfador de la tarde cortando una oreja al primero de su lote y otras dos al que abrochó la tarde. Ya en el segundo toro dejó una impresionante carta de presentación con un quite por gaoneras de vértigo. Ya en su turno, heló el ambiente con un inicio de rodillas pasándoselo por la espalda. Intentó llegarlo largo pero en un descuido el de Fuente Ymbro lo volteó con violencia. Afortunadamente sin consecuencias. A partir de ahí la faena se centró en los terrenos de cercanías, con redondos y ochos increíbles. Un planteamiento muy encimista que le dio una oreja.

En el quinto quitó por saltilleras, de forma estoica, como suele ser habitual en el francés. Ya en el toro que cerró el festejo se mostró suelto con el capote como preludio a un gran tercio de varas de Tito Sandoval. Leal inició la faena con la muleta recogida para abrirla dándose la vuelta, un homenaje al maestro de Albacete Pedro Martínez ‘Pedrés’. Esta faena tuvo más profundidad y buen trazo aunque terminó asustando de nuevo al público con unos alardes impresionantes. El pitón recorrió la banda de la taleguilla una de las veces y otras, ya de rodillas, se los pasó por la cara. Se tiró a matar con su estilo olímpico y aterrizó en los sótanos. Con habilidad tapó la empuñadora con la pañosa y cayó redondo. El bajonazo no impidió el triunfo pese a estar en una plaza de primera.

Finito de Córdoba firmó algunas medias verónicas imborrables en el primer toro de la tarde. Después se entretuvo demasiado en una faena de largo metraje ante un toro probón al principio y agradecido después. Tan largo fue el tránsito de las dudas a la confianza que cuando lo toreó exigiéndole, de forma bella por cierto, escuchó un aviso. Otros dos cayeron después por la incapacidad a la hora de estoquear. Triste imagen.

Sólo un artista tan genial como Finito puede cambiar las tornas como hizo. El buen toro de Fuente Ymbro repitió con ritmo y clase al capote y a la muleta del maestro de Córdoba. Hubo carteles de toros, que aunque suene a tópico, no lo fue. Una obra de arte superior, despacio, profunda, con muchísimo sabor. Un auténtico deleite para los sentidos. Un concepto cada día más revalorizado en las plazas. La afición de Nimes no se rompió como la faena merecía, seguramente recordando con enfado lo que ocurrió en su primer turno. Tardó en doblar el buen toro de Gallardo y la afición despertó empujando la vuelta al ruedo.

Diego Urdiales sólo pudo dejar retazos de torería castellana. Un precioso inicio de faena ante el primero de su lote: doblándose, exigiéndoles, rompiéndolo hacia delante. Hizo un esfuerzo el torero de Arnedo pero no sacó buen fondo el toro. Se puso complicado, probablemente acentuado por los casi seis años que tenía, escarbó con mucho sentido. El riojano, se mostró valiente y muy dispuesto, con detalles de mucha torería. No mejoró su suerte en el otro toro.

 

RESEÑA NIMES

Domingo 13 de junio de 2021. Plaza de toros de Nimes (Francia). 6 Toros 6 de Fuente Ymbro, bien presentados aunque de juego desigual, destacaron 4º y 6º. Finito de Córdoba, pitos tras 3 avisos y vuelta al ruedo; Diego Urdiales, ovación tras aviso y palmas y Juan Leal, oreja y dos orejas.

Incidencias: 2ª de la Feria de Pascua, que fue aplazada.

RELACIONADO