El triunfo para Galdós y la eternidad para Morante en Segovia

El diestro peruano corta cuatro orejas arrollando con el mejor lote de Garcigrande, Morante cuaja una obra maestra y Juan Ortega malogra con la espada una buena faena

Pese a que coincidió en fecha el festejo de Segovia con las corridas de Burgos y Castellón, concentró toda la atención del aficionado de la zona centro. La cola no avanzaba mientras el sol de las siete de la tarde minaba en la afición que esperaba su turno cuando sonaron clarines y timbales. Jaleo en la calle, algunos tiraron la toalla y se fueron a casa, otros entraron esperanzados cuando ya se había arrastrado el primer toro.

El tercer toro de Garcigrande fue el mejor de la tarde. Cayó en manos de Joaquín Galdós que ya en el saludo con el capote le hilvanó unas emotivas verónicas ganando terreno hacia los medios. El toro demostró ya ritmo y buen tranco. El matador peruano le dio sitio en el inicio de faena para potencia ese son. Lo toreó a placer, más reposado sobre la mano izquierda. Preciso en los toques, habilidoso en la colocación. La faena mantuvo un alto nivel en todo momento gracias a la constante ligazón. La estocada en lo alto coronó la faena. Dos orejas y vuelta al ruedo al toro de la divisa salmantina.

Joaquín Galdós hizo también pleno en el que cerró el festejo, otro buen toro de Garcigrande aunque con sus matices ya que por el pitón izquierdo resultó complicado. El peruano, lo cuajó por el pitón derecho en tandas largas con gran inteligencia. Lo estoqueó por arriba.

Morante de la Puebla dio una lección de temple en el cuarto de la tarde. Después de recibirlo enseñándole a embestir, se asentó, echó los vuelos y esculpió un monumento a la verónica con un lentitud de la que te obliga a parpadear de incredulidad. La memoria del aficionado venido de todas partes a Segovia jamás olvidará las dos medias verónicas que le regaló Morante en Segovia porque fueron de una calidad inexplorada. Las chicuelinas con su garbo y gracia. La faena, en su conjunto, fue una obra de arte. Desde los albores genuflexos, cómo se lo sacó a los medios andándole, el molinete, la trincherilla y el toreo eterno. De los preciosos adornos a toda la pureza asentada toreando muy lento por el pitón derecho. El pase de pecho perfecto, la alegría para salir de las suertes, el exquisito poso de un torero grandioso. La emoción en el embroque rodilla en tierra, los ayudados finales y la estocada contraria tras un pinchazo. Una oreja que se quedó corta para la calidad de lo vivido.

No tuvo suerte el maestro de la Puebla con el que abrió el festejo, un toro muy parado y reservón que tan sólo le permitió saludarlo con gracia.

El colorao que hizo quinto, tuvo una calidad particular que llevaba a confusión en ocasiones por extrañas reacciones. Pese a su forma de redondear, Juan Ortega lo meció en su capote y le enjaretó unas verónicas con un empaque colosal. El mismo estilo tuvo el quite por delantales, andándole y esperándole, toreando erguido y al mismo tiempo con el alma. La faena, brindada al público, explotó en cambio de mano que se convirtió en un natural extraordinario por su cadencia. El toro continuó con esa calidad intercalada con la irregularidad, cambiando la velocidad pero tomándola con clase. Ortega lo entendió sin tirar la toalla en ningún momento, consiguiendo derechazos con gusto y naturales llenos de sentimiento. Una faena de gran contenido, de inmenso gusto. Con la espada no lo vio claro…

Muy dispuesto estuvo Juan Ortega ante el primero de su lote, un toro muy complicado que no regaló ni una embestida. Repuso con peligro. Ortega le gano la cara con mérito, aguantando coladas y desagradables coladas. Lo estoqueó con habilidad. Palmas que saludó entre barreras.

 

RESEÑA DE SEGOVIA

Martes, 29 de junio de 2021. Plaza de toros de Segovia. 6 Toros 6, de Garcigrande para Morante de la Puebla, silencio y oreja; Juan Ortega, palmas y ovación con saludos y Joaquín Galdós, 2 orejas y 2 orejas.

Incidencias: Roberto Blanco, de la cuadrilla de Joaquín Galdós, se desmonteró tras banderillear al tercero.

 

RELACIONADO