El duelo definitivo por el trono en Andalucía

El camino llega a su fin y el próximo domingo Jorge Martínez o Manuel Perera se proclamará triunfador de la segunda edición del Circuito de Novilladas de Andalucía. Un Circuito que este año se ha visto incrementado de 4 a 7 novilladas en 7 provincias diferentes de Andalucía y en el que se van a lidiar hasta 15 hierros andaluces. Interesante el elenco ganadero de la final con tres hierros de tres encastes diferentes: Ana Romero, Torrestrella y El Torero.

El Circuito de Andalucía comenzó el 29 de mayo en Sanlúcar de Barrameda y se desarrollaron dos novilladas clasificatorias más en Palos de la Frontera y en Cazorla. De los 9 novilleros cada uno toreó una y pasaron 6 a las dos semifinales de Priego de Córdoba y de Constantina. El pasado domingo se celebró la primera gran final con tres novilleros en Antequera de los que solamente Jorge Martínez y Manuel Perera han pasado a la mano a mano en Atarfe (Granada), plaza cubierta que hace más de seis años que no celebra un festejo taurino y volverá a abrir sus puertas para la gran final del Circuito que será retransmitida por Canal Sur. Una vez más se cumple uno de los objetivos de la Fundación Toro de Lidia: recuperar espacios perdidos.

Los dos finalistas han charlado con Chapu Apaolaza, portavoz de la FTL, y les ha querido conocer de manera más íntima y personal.

Jorge Martínez: “Es la oportunidad de mi vida y no la puedo desaprovechar, siento que tiene que ser mío”

La primera pregunta de Chapu a ambos fue clara: ¿Por qué debe ganar tu contrincante?: “Debería de ganar Manuel porque es un torero que se entrega al máximo, da siempre lo mejor de sí y por el pundonor que tiene”. ¿Y por qué debería de ganar Jorge Martínez?: “Es la oportunidad de mi vida y no la puedo desaprovechar, siento que tiene que ser mío”.

Detrás de cada torero hay historias de superación y sufrimiento pero a su lado hay familias que sufren y luchan con ellos. En el caso de Jorge Martínez tiene recuerdos muy emotivos para su madre: “Mi familia es una familia humilde y mi madre me apoyó desde el primer momento. Gracias a todo lo que ha hecho por mí es por lo que estoy hoy aquí. Se merece tener alguna satisfacción”.

Le preguntó Chapu por las lecciones de Ruiz Manuel, una persona muy especial para Jorge Martínez desde que entrara en la escuela de Almería en el año 2017: “Recuerdo el primer día que entré a la escuela porque siempre me mostró su apoyo y su cariño. Es difícil quedarme con un consejo solo pero me gusta escuchar sus anécdotas de que cómo consiguió todo lo que consiguió él solo”.

Jorge Martínez se ha recorrido media Andalucía para estar presente los días previos a torear con la afición de Palos, Constantina, Antequera y Atarfe, una manera de fomentar la afición: “Me quedo con todos los momentos vividos con la afición. Es importante crear afición y para eso tenemos que dejarnos ver. Cuando estoy delante del toro me acuerdo de la gente que se emociona y de la gente que sabe captar lo que interpreto. Me acuerdo también de los alumnos de la escuela taurina de Antequera con la admiración con la que me miraban sin ser yo nadie”.

Llega a Atarfe primero en la clasificación pero eso ya no importa, el próximo domingo tendrá las mismas armas que su compañero, tres novillos de tres encastes diferentes. Es la hora de Jorge Martínez.

Manuel: “Me siento diferente, no me guardo nada y esa entrega debe tener premio”

Manuel cada día se encuentra mejor y cada día es un triunfo aunque siga sintiendo dolor. Chapu le pregunta al igual que a su compañero por qué debe ganar Jorge y por qué debe de ganar Manuel Perera: “Debería ganar Jorge por la forma que tiene de interpretar el toreo, esa estética que nunca pierde, ese valor seco y ese dominio de la situación, hace que las cosas parezcan fáciles. Pero le voy a ganar yo porque nunca me dejo perder la pelea, me siento diferente, no me guardo nada y esa entrega debe tener premio”.

La historia de Manuel Perera es dura por motivos personales y de lucha con tan solo 19 años, pero eso le ha hecho madurar pronto y adquirir una filosofía de vida en la que la superación es la base: “Mi historia es dura pero gracias a ella tengo la oportunidad que tengo, soy quien soy y tengo que dar gracias a esas desgracias porque de ahí saqué lo positivo y sé afrontar la vida como viene. Todas esas cosas me han hecho ser en la plaza y fuera de ella quien soy”.

Le pregunta Chapu por la relación con Padilla, dos toreros que han sufrido físicamente y que debido al accidente de coche de Perera les unió. A partir de ahí nació una relación bonita y curiosa: “Al maestro lo conocí cuando estaba en el hospital y recibí esa llamada que me hizo una ilusión tremenda. Me dio fuerza y las pautas a seguir para ver la luz. Él me inculcó la filosofía de que todo pasa por algo. Esa confianza que me dio y esa apuesta por mi me hace no querer defraudarle. Es mi ángel de la guarda, nunca me ha dejado solo”. 

Manuel Perera va cogiendo ambiente entre la afición, cada día es más conocido y buena cuenta de ello lo da el número de seguidores en redes sociales. Nota el apoyo sobre todo de la gente joven: “He recibido muchos mensajes de gente joven y es verdad que es muy bonito sentir admiración. En mi caso me motiva mucho. Hay mucha gente que confía en mí y piensa que yo soy capaz. Es bonito que la gente joven entienda que no solo vamos a matar un novillo, hay muchas cosas más allá, es una forma de vida y de pensar que conlleva mucho esfuerzo y mucho sacrificio. Hay gente de mi edad que se agobia por cosas que para mí no tienen importancia, es una filosofía de vida que para la sociedad sería importante. Nunca sabemos hasta dónde llegamos hasta que no lo hacemos. Todos tenemos dudas pero ahí está ese punto de ir más allá. El vivir la vida al 100%, siempre siguiendo unas normas, pero sin ponernos barreras que a veces nos ponemos a nosotros mismos “.

Jorge Martínez y Manuel Perera

 

RELACIONADO