Diosleguarde, oreja en tarde de entregada pasión

Los tres novilleros dan una magnífica impresión en su presentación en Las Ventas aunque el salmantino corta el único trofeo de la tarde

Por fin volvieron los toros a Las Ventas después del parón del verano. La Feria de Otoño se inauguró con una novillada muy atractiva. Bien presentada aunque de decepcionante juego resultó la novillada de Fuente Ymbro. No defraudaron ni un ápice los novilleros que se entregaron al máximo en una tarde de irreprochable actitud por su parte. Los tres se presentaron en Madrid dejando una gran impresión.

El gato al agua se lo llevó Manuel Diosleguarde al cortar una oreja al cuarto de la tarde. El mejor, el de mayor clase, de la entipada novillada. Se descubrió la buena condición de Adulador en el quite por tafalleras de Fonseca. El salmantino se entendió perfectamente con él, muy encajado, llevando la embestida con mucho mando sobre el pitón derecho. Por el izquierdo, en cambio, resultó más complicado. Consiguió conectar con el público y estoquear con contundencia logrando el único trofeo de la tarde.

Recibió a la verónica ganando terreno al primero que salió sin fijeza y suelto tras cada verónica. Perdió el toro las manos tras el primer puyazo provocando protestas. Muy ajustado el quite de Fonseca por gaoneras. El torero charro brindó al público para empezar la faena de rodillas. Poco a poco se fue apagando un novillo que además se colaba siempre que podía. Las bernadinas finales y la estocada provocaron una petición que se quedaría en vuelta al ruedo.

Isaac Fonseca recibió por verónicas al segundo y le hizo un quite por chicuelinas. Perera resultó prendido con violencia al entrar en competencia en quites. Buenos pares de Iván García y de Jesús Robledo Tito. Emotivo brindis al público de Madrid con quién se reencontraba tras abrir la Puerta Grande como novillero sin caballos. Empezó el trasteo en los medios de rodillas muy ajustado y resultó cogido. Pese a tener la taleguilla partida, ni se miró. El novillo se movió sin clase, soltando la cara. Resultó de nuevo prendido cuando trataba de torear al natural. No se achicó, plantando cara, con toda su verdad. Le prendería una vez más antes de estoquearlo por arriba. Saludó una ovación desde los medios.

La faena al quinto fue iniciada con dos pases cambiados por la espalda y una impresionante arrucina. Al novillo le faltó transmisión, terminó aburriéndose. Fonseca lo intentó por lo civil y por lo criminal. El final por bernadinas, prácticamente pegado a tablas, encontró mucho eco en los tendidos. La estocada, algo desprendida, tuvo un efecto fulminante. Correspondió a las palmas entre barreras.

Manuel Perera no se quiso quedar atrás, participó en todos los quites y resultó volteado en muchas ocasiones. La primera cogida fue en un quite en el novillo de Fonseca, la segunda ya en el tercero en el inicio de faena de rodillas. Tuvo dificultades para volver a la cara del novillo pero lo hizo con toda la entrega del mundo, sin chaquetilla. Con la izquierda logró momentos de gran mérito, con ajuste y determinación antes de buscar las cercanías. Finalizó por manoletinas. Ovación que recoge desde los medios.

Se fue a portagayola con una visible cojera le pasó el novillo por encima. Mucha tensión en el ruedo. Toreó por verónicas con gran pasión. Comenzó la faena con pases por la espalda. El público le protestó la colocación y la faena termina yendo a menos. Buscó las cercanías en el final. Resultó silenciado.

RESEÑA

Sábado 25 de septiembre de 2021. Plaza de toros de Las Ventas (Madrid). 6 Novillos 6, de Fuente Ymbro para Manuel Diosleguarde, vuelta al ruedo y oreja; Isaac Fonseca, ovación y ovación y Manuel Perera, ovación y silencio tras aviso.

Incidencias: 1º novillada de la Feria de Otoño.

RELACIONADO