spot_imgspot_img

Roca Rey: «Guardaré las dos faenas de este San Isidro en mi corazón»

El peruano cierra su comparecencia en la feria con dos faenas relevantes malogradas con la espada; se encontró parte de la plaza en contra, el viento y la mansedumbre de Fuente Ymbro

Roca Rey realizó la faena de la tarde ante el manso quinto. Con parte de la afición en contra, el viento y la fiereza descontrolada del toro de Fuente Ymbro consiguió elevar la emoción de la tarde hasta el punto de escuchar vítores de ¡toreo, torero! La entregada faena se diluyó en dos pinchazos. Como ya le ocurriera hace unos días en la corrida del jueves pasado. Cuestionado por Toreteate sobre su paso por la feria de San Isidro el peruano contestó satisfecho, aunque con rabia: “Bien, estoy contento por las dos tardes en San Isidro por esas dos faenas, siempre las guardaré en mi memoria y en mi corazón. Una peno no haber matado justamente ninguno de esos dos toros”.

Una tarde a contraestilo se encontró Diego Urdiales en la primera de sus comparecencias en San Isidro. El riojano abandonaba la plaza que siempre le espera defraudado: “La corrida no ha querido romper. Una tarde muy difícil. El viento, todo a la contra». Ya piensa el riojano en su siguiente compromiso que será el viernes con la corrida de Victoriano del Río junto a Alejandro Talavante y un sustituto de Emilio de Justo. Se comenta que podría ser Ángel Téllez.

Ginés Marín tuvo que corresponder al público por segunda vez en esta feria al romper el paseíllo. En su primera comparecencia fue recibido así por el gran triunfo del otoño pasado. Cayó herido y tan sólo diez días después ha reaparecido en el mismo escenario, por lo que también saludó una ovación. En ningún momento se le vio afligido ni con los dolores propios a la grave cornada que recibió. Trató de encontrar el fondo al sexto toro en una larga faena: “Bien, me hubiese gustado lógicamente haber redondeado una tarde más importante, no ha podido ser por el juego de los toros. Una pena. Lógicamente uno hace estos esfuerzos para que las cosas salgan bien. Tenía fe y esperanza de que pudiese aguantar y que en cortito pegase embestidas con transmisión, le veía poco ritmo, pero pensaba que podía embestir y al final se ha puesto reservón y se lo ha guardado”, explicaba Ginés a su salido del coso. Completará su paso por San Isidro en la Corrida de la Beneficencia en 1 de junio junto a Morante de la Puebla y un sustituto de Emilio de Justo, ante toros de Alcurrucén, hierro con el que ha logrado las dos Puertas Grandes de su carrera.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img