spot_imgspot_img

¿Cómo lograr la Puerta del Príncipe en festejos de seis toreros, mano a mano y encerronas?

 

Analizamos el Reglamento Taurino de Andalucía ante las corridas que no son en terna del abono de La Maestranza.

En el abono sevillano de este 2022 se da la circunstancia de tres corridas de toros que no son la clásica terna: una corrida de la oportunidad con seis matadores sevillanos, un mano a mano improvisado por la lesión de Emilio de Justo y un gesto histórico con la corrida de Miura de Manuel Escribano en solitario.

¿Cuántos trofeos debe conseguir un matador en estas tardes para abrir la Puerta del Príncipe?

La Real Maestranza de Sevilla se rige por el Reglamento Taurino de Andalucía como plaza de primera categoría aunque tiene dos condicionantes: uno de ellos es la tradición particular de la plaza y el otro -en cierta medida relegado- un reglamento interno de la Maestranza.

El presidente de la Maestranza y magistrado José Luque Teruel explica los méritos generales que debe hacer un torero para lograr abrir la Puerta del Príncipe: “Conforme al Reglamento Taurino de Andalucía, se establece en el artículo 59, que se exige que para salir a hombros por la puerta grande de cada plaza de primera es necesario cortar dos orejas, salvo que la costumbre de la plaza tenga impuestos mayores requisitos. Este matiz es el que afecta a una plaza de la relevancia de Sevilla en la que se exige cortar tres orejas para abrir la Puerta del Príncipe”.

Una casuística especial de las plazas de primera de Andalucía es que esos tres trofeos no pueden ser el cómputo total de la tarde. Así lo explica Luque Teruel: “El Reglamento también dice que en las plazas de primera categoría se deben cortar dos orejas en un mismo toro para conseguir una salida a hombros por la puerta grande o principal. Por lo tanto, en Sevilla es necesario cortar tres orejas y dos de ellas en un mismo toro. Si solo corta dos orejas está permitida la salida a hombros por el patio de cuadrillas”. Este último, con todo el mérito que tiene cortar dos orejas en Sevilla, es considerado un premio de consolación.

El próximo domingo se enfrentarán a una corrida de Virgen María – Santa Ana los matadores Oliva Soro, Esaú Fernández, Javier Jiménez, Borja Jiménez, Lama de Góngora y Ángel Jiménez. Una oportunidad dentro del abono para posicionarse como todos desean. Luque Teruel aporta luz ante la incertidumbre del triunfo en este festejo: “En este caso sólo conseguirían abrir la Puerta del Príncipe en el caso de conseguir tres apéndices en un mismo toro, es decir, cortar un rabo ya que el reglamento no sólo habla de orejas si no de apéndices o trofeos”. Aunque sólo cuentan con un toro tienen el hándicap de una dificultad mayor para conseguir el soñado objetivo.

Esta corrida tiene el antecedente del famoso festejo celebrado hace 25 años en el que alternaron Franco Cardeño, José Antonio Muñoz, Manolo Corona, Niño del Tentadero, José Luis Peralta y Juan Antonio Cobos con toros de Prieto de la Cal. Eran seis matadores sevillanos en una situación mucho peor que los que se anuncian este domingo, prácticamente sin opciones de esperanza. Esta corrida pasó a la historia por el grave percance que sufrió Franco Cardeño en la cara al recibir al primer toro a portagayola. Espeluznante. El Niño del Tentadero cortó la única oreja de la tarde a un jabonero. Los toreros de este domingo, cada uno en su estilo, tiene mucho que decir.

El sábado siguiente se celebrará un mano a mano con la corrida de Victorino Martín con Antonio Ferrera y Miguel Ángel Perera tras la baja de Emilio de Justo por la grave lesión sufrida en Madrid. En este caso los matadores cuentan con un toro más que en la terna pero el reglamento especifica que para las corridas en formato mano a mano se deberán cortar tres apéndices para salir a hombros en cualquier plaza de primera categoría siempre y cuando se corten tres orejas, dos de ellas deben de ser en una misma faena. Aunque cuentan con un toro ‘extra’ al de una corrida en terna, se aplica idéntico criterio.

En el caso de una corrida en solitario como la que protagonizará el 8 de mayo Manuel Escribano con la legendaria corrida de Miura, bajo el criterio del presidente Luque Teruel deberá ser de la siguiente manera: “Para abrir la Puerta del Príncipe es necesario conseguir cuatro apéndices en ese gesto en solitario. Dos de ellos a un mismo toro y si se cortara un rabo -el último en esta plaza a pie lo logró Ruiz Miguel con un toro de Miura en 1971- sólo habría que sumar un trofeo más en el resto de la corrida para que se abriera la Puerta del Príncipe”. Triunfar con todos los hándicaps a los que se enfrenta Manuel Escribano es francamente difícil, sólo al alcance de un torero con una capacidad contrastada como él.

En otro tiempo, eran los maestrantes quienes decidían si se abría o no la Puerta del Príncipe, independientemente de los trofeos conseguidos por los toreros. Cabe recordar, aunque sea una obviedad, que en otras plazas de primera categoría del territorio nacional, como en Madrid o Valencia (por ejemplo) se rige por el Reglamento Nacional que establece que para salir a hombros se deben cortar dos orejas sin especificar que deban ser de un mismo toro.

 

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img