spot_img

Bernard Marsella: «Istres debe mantener y potenciar su personalidad»

Madrugador como siempre, Bernard Marsella ha presentado estos días los carteles de la Feria de Istres, a desarrollar en junio, que este año tiene el añadido de una Feria de Otoño, en octubre. Ocho festejos en total, cinco corridas de toros, dos novilladas y dos festejos sin picadores

La pequeña (algo más de 40.000 habitantes) ciudad francesa de la Región de Provenza-Alpes-Costa Azul ha conseguido, con la gestión empresarial de Bernard Marsella, ocupar un espacio propio y consolidado en la temporada taurina francesa a base de carteles diversos (en toreros y ganaderías) y buscando un argumento para cada uno de ellos.

Conversar con Bernard Marsella, aunque sea por teléfono, él en Istres y su interlocutor en Barcelona, es hacerlo con alguien que transmite entusiasmo, convicción y realismo. Aquí, una vez más, la prueba.

Este año anuncias dos Ferias, la de junio y la de Otoño, como novedad.

Sí. A la ya consolidada después de más de veinte años Feria de Junio se añade la primera Feria de Otoño, en octubre, aunque en esas fechas los dos últimos años ya hemos dado toros, pero no como tal Feria. En esa época suele hacer buen tiempo, aunque eso es siempre una lotería, pero la gente respondió tanto en 2020 como en 2021 y ahora hemos querido darle el carácter de Feria, con una novillada, otra sin picadores y una corrida de toros del Cura de Valverde con toreros que anunciaremos durante la Feria de Junio.

Quiero reafirmar la personalidad de Istres y sorprender a los aficionados, desde la originalidad, la variedad y la calidad.

Y buscando cada año, para cada corrida, un argumento.

Claro, es encontrar una historia que pueda tocar la sensibilidad de los aficionados, por un motivo u otro. Algunos vendrán por una cosa y algunos vendrán por otra. Nos hemos dado cuenta que es muy difícil mantener el número de abonados que teníamos hace años, eso ha pegado un bajón, por muchas razones. La primera el covid, también la crisis económica, que ya viene de antes. Tampoco la gente mantiene la pasión y la afición como antes para ir a los toros cuatro o cinco días seguidos, hay como un cierto aburrimiento. Por eso cada cartel debe tener un motivo de atracción.

Además Istres no puede ser una mala copia de Nimes o Arles, debe mantener y potenciar su propia personalidad, en la que, por cierto, hay que dar un homenaje al alcalde, persona fundamental y comprometida con la fiesta. Este hombre (François Bernardini) mantiene ocho festejos en una plaza con tres mil de aforo cuando lo que está sucediendo es que muchas plazas, incluso de primera, están reduciendo festejos. Los carteles que hacemos pueden ser mejores o peores, no siempre hay milagros como el regreso puntual de Joselito en 2014. La filosofía es repetir a los triunfadores y añadir novedades.

Este año debuta en Istres, Emilio de Justo y es un orgullo para nosotros. También se presenta la ganadería de Pedraza de Yeltes, que puede ser un gran espectáculo, esos toros de ese tamaño en un ruedo pequeño como el de El Palio, la gente espera mucho del tercio de varas… Debuta Espartaco como ganadero, lo que no es fácil teniendo en cuenta que aquí hay sesenta ganaderías francesas, menos mal que como doy dos novilladas la segunda es francesas, si no me matan (risas). También debuta la novillera Raquel Martín, hay una alternativa (Carlos Olsina), lo que siempre es un plus, vuelve Manzanares, vuelve Paco Ureña, que el año pasado estuvo extraordinario y fue el triunfador de la Feria. La Maestra Nati será homenajeada, uno de esos detalles que siempre incluimos, en un mano a mano con dos toreros nimeños (Adrienc Salenc y El Rafi) con mucho ambiente. Y la corrida charra-mexicana que, al nivel de Istres, ha entrado y va camino de consolidarse como la Goyesca de Arles, se crea un gran ambiente, de color, de música, el público está entusiasmado y eso también, a poco que embistan los toros, como por suerte ha ocurrido en ediciones anteriores, también favorece a la tauromaquia.

Mencionabas antes al alcalde, que revalidó su cargo en las pasadas elecciones municipales de 2020, con toda la oposición haciendo campaña contra los toros.

Apoya de manera magnífica la tauromaquia, no sólo es Istres, porque es presiente de la Unión de Villas Taurinas de Francia. Esto es muy frágil y se marchara  hombre esto se puede acabar, una historia que ya ha ocurrido en otros muchos sitios y tu tienes uno muy cerca.

Un alcalde que cuenta con el respaldo social de una población que valora la Feria como impulso económico para la ciudad.

Así es, además este año esperamos que vuelva la fiesta a las calles, la música, la alegría, las terrazas llenas. Toros y fiesta van de la mano.

Decías que cada vez es más complicado vender abonos, algo que en Istres era un base muy sólida.

El tema de los abonos, en Istres, se mantiene, pero no aumenta. En cuanto a las empresas privadas yo he empezado a trabajar en ello ya en octubre y tengo ya a doscientas empresas que van a apoya la Feria y me quedan otras cien para completar los números habituales y los que necesitamos. No vamos mal pero hay que seguir trabajando. Como la gente quiere volver a una vida normal pueda favorecer que la respuesta sea lo positiva que todos deseamos.

En ese ansiado regreso a la normalidad, también iría la presencia en Istres de aficionados catalanes como venía ocurriendo.

Por supuesto. Istres no está tan cerca como Céret o Béziers, pero desde Catalunya siempre han llegado buen número de aficionados y ojalá los tengamos otras vez aquí. Sería una buena señal, en muchos aspectos.

Istres y Bernard Marsella, un binomio de éxito.

PACO MARCH

Imagen | NASSIRA BELMEKKI

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img