spot_img

Arles: Álvaro de la Calle pasea una oreja de ley de un bravo ‘Yonnet’ de vuelta al ruedo en el cierre de temporada

Álvaro de la Calle paseó una oreja de ley de un importante y bravo toro de Yonnet, premiado con la vuelta al ruedo, en el festejo torista que echó el cierre a la Feria del Arroz. Un espectáculo en el que los tres toros de José Escolar fueron importantes y con atractivo para el aficionado que también pudo contemplar la buena dimensión de López Chaves, ovacionado en un vistoso e interesante fin de temporada en Arles.

Gran toro de Yonnet fue el segundo, que fue bravo en el caballo, que tuvo nobleza y voluntad de seguir los engaños por abajo, con temple. Se dejó mucho y Álvaro de la Calle ha estado sensacional con él. Tras brindar a Juan Bautista, firmó una faena de armonía, de gusto, en la que toreó muy despacio. Le arropó mucho el público, pero las series tuvieron despaciosidad por ambos pitones. Empapó de muleta al toro y tuvo buena estructura el trasteo, que llegó siempre al tendido. Lo mató de media estocada y paseó una oreja tras dar la vuelta al toro de Yonnet.

También lució la divisa roja y blanca de José Escolar el quinto, toro de embestidas manejables, que tuvo fijeza y colocó bien la cara, sin maldad, pero que tuvo el handicap de partirse una mano en el tramo inicial de la faena de Álvaro de la Calle. Estuvo muy dispuesto y entregado el torero, pero justo cuando la faena tomaba vuelo, llegó este percance del toro y ya no pudo redondear. Labor afanosa, templada y sosegada que fue recompensada con una ovación.

Rompió plaza un castaño de Yonnet duro y complicado, reservón, toro muy serio y cargado de kilos, con el que estuvo francamente bien López Chaves. Estuvo muy solvente y capaz, porque lo supo esperar y aplicar la lidia precisa en cada momento para extraer muletazos de buen porte. Estuvo muy habilidoso con la espada y con toda justicia saludó desde el tercio.

Serio y astifino, el cuarto fue un toro de Escolar francamente bueno. Bravo en varas, luego fue un animal con clase y profundidad, López Chaves lo entendió bien y armó una faena asentada aprovechando su nobleza por los dos pitones. Hubo temple y mano baja con el toro respondiendo bien a la exigencia del mirobrigense. Sin embargo, una estocada defectuosa hizo esfumarse la opción de premio, por lo que hubo sendas ovaciones para toro y torero.

El tercero fue un animal complicado también de Yonnet, que fue al caballo de lejos, pero que se salía suelto en cada puyazo. Fue un toro que desarrolló sentido pronto, pero Máxime Solera estuvo bien y centrado con él. Sin brillantez, pero en la que cumplió con oficio. Lo mató bien por arriba, antes de ser silenciado.

Cerró plaza y Feria del Arroz un sexto bravo y encastado, con mucha transmisión, de José Escolar. Máxime Solera estuvo realmente bien con él, especialmente, toreando con la mano izquierda. Buenos naturales. Sin embargo, el trasteo no encontró el refrendo del acero y todo quedó en nada.

RESEÑA

Anfiteatro Romano de Arles, en FranciaFrancia. Última de la Feria del Arroz. Media entrada. Toros de Yonnet (1º, 2º y 3º) y José Escolar, bien presentados. Destacaron los de Escolar, 4º, 5º, 6º, así como el 2º, premiado con la vuelta al ruedo.

López Chaves (de teja y oro), ovación en ambos.

Álvaro de la Calle (de rosa palo y oro), oreja y ovación.

Máxime Solera (de y oro), silencio en ambos.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img