spot_imgspot_img

Ángel Téllez: «Ojalá me sirva para abrirme paso»

El jovencísimo matador toledano comparte sus sensaciones con TORETEATE 24 horas después de abrir la Puerta Grande de Las Ventas

Un sueño cumplido que pasa a ser el primer peldaño de lo que quiere conseguir en el toreo. Ese es el significado de la Puerta Grande que logró ayer Ángel Téllez a punto de cumplir 24 años. Aprovechó el mejor lote de Victoriano del Río para lanzar definitivamente su carrera después de apuntar el mejor toreo al natural de la feria hace unos días con la de Araúz de Robles.

¿Qué lectura hace de lo que vivió ayer en Las Ventas?

Aún me cuesta asimilar este cambio en mi vida. Hace una semana estaba tapado, a penas me conocían. Conseguí destacar con la corrida de Araúz y de pronto la empresa tuvo a bien darme la oportunidad junto a las figuras al sustituir a Emilio de Justo. Ha sido algo soñado. Se superaron todas mis expectativas.

Pese a la responsabilidad del llenazo, el cartel, la corrida… se le vio muy centrado y metido en todo momento. 

Mi planteamiento de tarde era la de disfrutar. Quería mostrar la mejor versión de mi toreo. Verte al lado de dos toreros a los que admiro tanto era ya cumplir un sueño. Me propuse estar tranquilo. Sacar todo mi potencial era a través de esa tranquilidad. Pude estar muy sereno, me ayudó a mostrarme tal y como soy.

El lote de Victoriano del Río también fue fundamental.

El toro tan bravo exige mucho al torero, mi lote fue el más colaborador. Fueron agradecidos, me exigieron que les hiciera las cosas bien, que expusiera, que anduviera con la verdad por delante y entonces me lo dieron. Pude disfrutar mucho. Jamás podré olvidar la sensación de esa conjunción: embestida, público y torero. Fue posible gracias a esas embestidas.

Me imagino que en su recuerdo estaría su descubridor y valedor: José Antón ‘Josete’, fallecido en abril 2020 por el Covid-19. 

Me acordé mucho de él, desde los días previos. No me llego a hacer a la idea de como habría disfrutado en vida. Tenía una fe ciega en mí. A veces incluso confiaba más en lo que podía dar de mí que yo mismo. Ahora se está cumpliendo lo que él intuía.

Cuenta con un ‘asesor’ de lujo, en la sombra, como es el elegante subalterno retirado Fernando Téllez. 

Tener a mi tío a mi lado es un lujo, un profesional de su categoría, con su experiencia, me aporta mucho. Es una suerte. En una profesión tan difícil como esta tener una persona que se desvive por uno es impagable. Ayer cuando le vi tan emocionado, me alegré muchísimo porque mucho se lo debo a él.

Una muchedumbre joven se arrojó al ruedo para alzarle en hombros y pasearle por el ruedo de Las Ventas. 

Fue increíble. Cuando llegué al hotel tenía lagunas de la salida a hombros. Iba abandonado. No quiero darle misticismo, es la verdad, sólo recordaba flashes. Verme entre esa marea de gente… puff fue mágico.

¿Y ahora qué espera del toreo?

Estoy tratando de asimilarlo, de darme cuenta de lo que ha pasado en mi vida. Dios quiera que este sea el inicio de una carrera exitosa. Ojalá me valga para irme abriendo paso, entrar en los carteles de mayor interés sin dejar de seguir creciendo.

‘El toreo cabal de Ángel Téllez, por la Puerta Grande’ por Álvaro Acevedo

¿Quién es Ángel Téllez?‘ por Gonzalo I. Bienvenida

El temple viste de blanco‘ por Ricardo Pineda

La verdad de Téllez y la épica de Adame‘ por Gonzalo I. Bienvenida

Las mejores imágenes de la tarde de la Puerta Grande de Ángel Téllez

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img