spot_imgspot_img

Ángel Berlanga: «Joselito fue un pionero; lejos de cerrar una época, lo que hace es abrir una nueva»

El mundo del toro te hace conocer a personas maravillosas que, con el paso del tiempo, se convierten en buenos amigos y confidentes. Por la mutua admiración que teníamos por toreros históricos como Gallito y Granero, nació mi amistad con Ángel Berlanga, un valenciano de estirpe taurina que conoce como pocos los entresijos taurómacos de una de las capitales del país, su querida Valencia. Autor de numerosos trabajos sobre Valencia y los toros, periodista de cabecera en diferentes medios, acaba de publicar un trabajo monumental sobre la figura de José Gómez Ortega, Gallito, centrado en su paso por Valencia. Recién salido del horno, se está consagrando entre los aficionados como uno de los mejores libros escritos sobre el torero sevillano, por su gran documentación, tanto gráfica como de información. Aprovecho para hablar con él sobre su último libro, para que nos cuente alguno de sus secretos…

 

Ángel Berlanga, durante la presentación de su último libro en Valencia

Sobre Gallito se ha escrito mucho en los últimos años, parece que la corriente que se había dado en la segunda mitad del siglo XX en la que su figura había caído un poco en el olvido para la literatura taurina, se ha revertido a raíz del centenario de su muerte… ¿qué aportaciones destacarías de tu libro?

La principal aportación es que está focalizado en Joselito relacionado con la ciudad de Valencia. Es un encargo directo de la Diputación de Valencia, por lo que nadie había hecho esto antes, por ser un tema muy concreto. Una biografía al uso ya estaba más que resuelta, ahí está el libro de referencia que escribió Paco Aguado, por lo que poco se podía aportar, pero hacer una biografía en base a una ciudad, no lo había hecho nadie.

Este torero tiene muchas curiosidades con la ciudad: amistades, éxitos, fracasos, la peña taurina más volcada con él, relaciones que se retrotraen a sus familiares… Estaba muy bien que se contará esta historia, todas las peripecias de Joselito en Valencia son dignas de contar.

Al final, esa es la principal aportación, que no se había hecho nunca y que espero que sea una obra definitiva sobre el tema; que, si alguien quiere saber sobre Joselito en Valencia, acuda al libro. Yo que soy valenciano, me gustaría y ojalá se hiciera también con otros toreros como Belmonte, Granero, Rafael “El Gallo

Se de primera mano la cantidad de horas que has dedicado al estudio de las actuaciones de Gallito en Valencia, ¿podrías indicar cuáles son tus fuentes de información?

Evidentemente a mí, imagínate el pudor que me da hablar sobre una figura como Joselito, por lo que escribir y profundizar sobre su figura sin basarme en el testimonio de los contemporáneos, aquellos que lo conocieron, trataron de primera mano y lo vieron torear, jamás me hubiera aventurado a escribir el libro. Todo lo que sale en el libro, está basado en originales, son muchas horas de biblioteca y hemeroteca.

Principalmente me he basado en las crónicas de las ocho grandes cabeceras de información de la época en Valencia (desde 1910 a 1920): Las Provincias (Latiguillo y Patillitas), La Correspondencia de Valencia (Tonico Alamares), Pueblo (Riaño), El Mercantil (Cencerrito), Diario de Valencia (Aguaíllo), La voz de valencia (K.pote y Menda) , La voz valenciana (Caireles), Eco de Levante (Caireles)… Casi quinientas crónicas he leído, disfrutando de unas crónicas que muchas veces tenían un formato sábana, por lo que eran de una prosa riquísima gracias a los críticos que las firmaban.

También he consultado todas las revistas taurinas de la época y algunas generalistas, como Nuevo Mundo o La Esfera, especialmente para material gráfico.

Sesenta y pico actuaciones en total de Gallito en Valencia, por lo que da mucho de sí todas estas noticias. También toda la bibliografía gallista existente y la consulta de archivos estatales y privados para documentar la obra con carteles, fotografías, entradas… Casi todo inédito o poco visto. También he aportado objetos de mi propia colección.

<<La principal aportación del libro es que no se había hecho nunca y que espero que sea una obra definitiva sobre el tema; que, si alguien quiere saber sobre Joselito en Valencia, acuda al libro>>

Los Gallo, siempre tuvieron predicamento en la tierra valenciana, ¿cómo se origina esa devoción por la familia?

Joselito tenía ciertos vínculos familiares con Valencia. Su padre, estuvo viviendo un tiempo en la ciudad, concretamente en una zona cercana a la playa del Cabañal, y allí se originó una curiosa anécdota que le hizo muy popular entre la afición valenciana más allá de lo taurino. Dicha curiosidad fue que, el señor Fernando, salvó de morir ahogada a una bañista en el año 1894 y salió en toda la prensa local de la época. También toreó mucho allí y su hermano, Rafael, debutó de luces en Valencia también. También fue en Valencia donde se estrenó el famoso pasodoble “Gallito” que le dedicó el maestro Lope a su hermano Fernando.

Cuando Joselito viene a debutar, los Gallo ya tienen cierta popularidad y la refrenda porque tuvo una tarde espectacular. Tengo la entrada de mi bisabuelo y él puso en el reverso: “Debut de Joselito, colosal, piramidal”. Para entonces, la peña del gallinero que hemos nombrado anteriormente, ya estaba creada en honor a su hermano Rafael, y con el menor de la familia, se vuelcan, toreando éste numerosos festivales benéficos a beneficio de causas abanderada por la Peña. De los miembros, había muchos amigos de José, destacando al pintor Genaro Palau y al aficionado don Luis Santomá, que cuentan que incluso defendió a los gallos después de una mala actuación a punta de pistola.

¿Qué actuación destacarías de José en la plaza de toros de Valencia?

Es difícil quedarse con uno, pero si me tengo que mojar, me quedaría con una que Juan Belmonte alternó mano a mano con él, en el año 1915. Belmonte ese día cortó dos rabos y Gallito, nada, pero dicen que el menor de los gallos lloró de rabia ante su mozo de espadas.

Años después, Belmonte hablando con Giraldillo en una entrevista, dijo: “de todas las tardes que toreamos juntos, esa tarde, fue la tarde en la que mejor estuvo José. Eso visto desde mi punto de vista vestido de toreo”. Si lo dice Belmonte con esa admiración, casi seguro que esa fue su mejor tarde en Valencia, pero quiero dejar constancia que fueron muchas tardes y muy buenas.

Como curiosidad a Gallito siete días después, le tocó el toro Platero de Moreno Santamaría que fue su gran tropiezo, es curioso cuánto menos.

¿Qué supuso Joselito para Valencia?

Supuso como en toda España, un revulsivo tremendo para la fiesta, siendo Valencia una ciudad muy importante taurinamente hablando; date cuenta que en la feria de julio nace el abono como lo entendemos hoy. Supuso que se hablara en todas partes, que la Plaza se llenaba casi siempre cuando toreaba con Juan y la exaltación de las pasiones taurómacas. Eso es, una cicatriz y un revulsivo con respecto a la época anterior, una auténtica explosión.

En 1915, la primera vez que Joselito superó las cien corridas, lo hizo en Valencia. El primer torero de la historia que llegaba a esa cifra, toreando seis toros de Miura, el primero que se atrevía a hacerlo en el siglo XX.

En tu libro, además, haces un descubrimiento relacionado con las fotografías de Joselito en su última tarde de Talavera, ¿podrías explicarnos de qué se trata?

De Joselito en Talavera se conocen cuatro supuestas fotografías, de las cuales dos ya estaban desmentidas por Eduardo Carrasco en un artículo de The Times, otra, la del paseíllo, deja muchas dudas y la cuarta es la que he descubierto que se trata de un montaje de la época.

Se trata del muletazo por bajo por el pitón derecho, seguramente la más famosa. Revisando bibliografía de 1914, vi en una revista de Sol y Sombra una fotografía de Joselito en la feria de Algeciras que era exactamente el mismo muletazo del supuesto en Talavera. Me supo mal, porque todos tenemos ese punto nostálgico de ver fotografías de esos días, pero bueno, había que poner las cosas en su sitio. Es de las pocas licencias que me tomo en el libro de fuera de Valencia, junto a otros grandes hitos para que el lector tenga una visión global.

Por tanto, el muletazo estaba tomado de allí y el resto de la fotografía, es cogida de otras de las supuestas fotografías de ese día en Talavera. Te sale perfecto el fotomontaje.

La supuesta fotografía de José en Talavera que Ángel Berlanga descubre en su libro que se trata de un montaje (Revista Nuevo Mundo)

 

Define en pocas líneas a Gallito.

Joselito fue un pionero, tras investigar tanto sobre su figura, lejos de cerrar una época, lo que hace es abrir una nueva. Influyó en el toreo en redondo, en la selección del toro, en las Plazas Monumentales, en la creación de las figuras del veedor o el apoderado moderno…

No solo fue un torero grandioso ante el toro, fuera de la Plaza, fue aún más grande. Las aportaciones de Belmonte frente al toro son también importantes, pero lo de Joselito tiene una trascendencia absoluta.

La feria de julio ha quedado relegada a un segundo plano, pues la fallera se ha hecho con la fama casi absoluta en la actualidad. Como estudioso de la tauromaquia valenciana, ¿qué ha representado esta feria en la historia? ¿Crees que se debería apostar más por ella?

Se debería apostar muchísimo más por ella, pero conlleva un riesgo y, como cualquier apuesta, al final necesita cartera, imaginación y valor, y no sé si estamos en los mejores tiempos por parte del empresariado taurino actualmente. Esta feria va camino de la desaparición, pero hay que apostar por ella.

Ha supuesto muchísimo, ya que ha sido el embrión del concepto de feria moderna, teniendo muchísimo peso a lo largo de la historia. Valencia fue muchísimo de la feria de julio: aquí se salvó a Belmonte, se encumbró a Joselito, fue la feria de Granero, Manolete dio un paso más aquí, el boom de las novilladas con Aparicio y Litri. Toda esa historia merece que se apueste por la feria de julio, sin lugar a dudas, pero sin obviar la realidad y sabiendo que los tiempos cambian.

Eres autor de numerosos trabajos bibliográficos y este, seguramente sea tu trabajo más exhaustivo, ¿se cierra tu etapa como escritor o estás ya trabajando en el próximo proyecto?

Jamás me atrevería a decirte que se acaba mi etapa como escritor. Antes o después me volveré a enganchar y, presentando el libro de Joselito en el año del centenario de Granero, se me ha quedado la espinita. Mi idea es profundizar también sobre él en Valencia y poder sacar un trabajo parecido.

<<Joselito y Belmonte para valencia supusieron una cicatriz y un revulsivo con respecto a la época anterior, una auténtica explosión>>

Como valenciano y también gran experto en la figura de Manuel Granero, ya que estamos conmemorando el centenario de su muerte, ¿cómo se está viviendo la efeméride en la ciudad?

Me gustaría que se estuviera viviendo con una intensidad diferente a la que se está viviendo… La mayoría de los valencianos no saben nada sobre Granero y su trascendencia y, a pesar de que desde el Centro de Asuntos Taurinos se están celebrando actos como conferencias, concierto o una exposición, sí que me gustaría que instituciones públicas como la Generalitat o el Ayuntamiento pongan su granito de arena como sí ha hecho la Diputación.

Para finalizar, un deseo para los próximos años.

Tres cosas: que la clase política nos deje vivir en paz, que nos traten con la misma categoría que tratan a otros sectores culturales; que salgan dos o tres toreros con la fuerza arrolladora y personalidad como en su día tuvo el Cordobés, para revolucionar el cotarro, y eso que tenemos una baraja histórica de toreros en activo espectacular; y que los antitaurinos se cansaran de perder la guerra por una vez y que los medios de comunicación generalistas nos prestarán más atención.

Gracias.

 

Portada del libro que acaba de publicar el entrevistado
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img