spot_imgspot_img

Adolfo Martín vs Cuadri: «Esperamos que los toros salgan buenos y gusten, que los toreros triunfen y que la afición se divierta»

Este viernes 5 de agosto la plaza de toros de El Puerto de Santa María escribirá un capítulo muy especial en su historia. Dos legendarios hierros, Adolfo Martín y Cuadri, participarán en el primer «Desafío Ganadero» que se celebrará en este coso. Todo ha sido ideado por Carlos Zúñiga. El empresario que tomó su gestión con ánimo de revolucionar la «Temporada de Verano». Será un día memorable tanto para los profesionales como para los aficionados. Y es que ya lo dijo Joselito, «quién no ha visto toros en El Puerto no sabe lo que es un día de toros».

Es conocido que la Plaza Real es muy del gusto del aficionado, que cada año se acerca a ella durante el periodo estival para disfrutar del buen toreo. Una de sus características es que es ruedo torerista. Quieren ver a los buenos matadores que vienen de triunfar en las grandes ferias. Este es el motivo por el cual las ganaderías denominadas como «toristas» no terminaban de encajar aquí. Para Luis Cuadri, que tomó las riendas de la ganadería familiar hace tres años, será su debut en ella. Asegura que «es muy bonito e ilusionante lidiar en El Puerto. Es una plaza que tiene una solera, una categoría y una historia que pocas las tienen. Está considerada como un templo de la tauromaquia». Por el contrario, Adolfo Martín rememora los grandes éxitos conseguidos este albero. «Yo lidié en El Puerto una grandísima corrida hace muchos años. Me llevé hasta premios». Del mismo modo se lamenta porque «luego repetimos y no volvimos más. Sé que hoy hay una serie de circunstancias. Imperan las figuras del toreo«.

Los seis ejemplares conforman un encierro, en líneas generales, que goza de gran belleza, cuajo y presencia. Adolfo remarca que «son tres toros serios como si fueran para una plaza de toros de primera». Esta característica también la destaca Luis y añade que «son dos cuatreños de un semental nuevo que está empezando a darnos satisfacciones. Luego, el número 51 que se llama «Huelvano», es cinqueño. Su madre los está dando buenos y es de una reata de mucha confianza de la familia. Todos están en el tipo clásico de nuestra casa. Son los tres toros idóneos para este tipo de corrida».

 

La selección ha sido muy cuidadosa y nada fácil. Para ello, los ganaderos han impuesto unos criterios muy similares. «Me he fijado -dice Martín– primero que tengan buen trapío y segundo, que vengan de buenas reatas. Tienen un tipo característico de lo que es mi encaste. Creo que son los toros ideales». En cuanto a Cuadri, «hemos querido que cumplan un poco tanto con el tipo de toros que sale en El Puerto de Santa María como con el que nosotros presentamos las corridas».

Adolfo Martín: «Este tipo de corridas no me motivan en absoluto»

Los «Desafíos Ganaderos» están de moda. Cada vez son más los empresarios que están apostando por esta fórmula para incluir en sus carteles las denominadas «corridas toristas». Sobre esta nueva modalidad Adolfo Martín es tajante. «Este tipo de corridas no me motivan en absoluto. Ha habido más proposiciones y he decidido no ir. Lo primero, no me gusta la palabra desafío. No nos estamos desafiando. Es una palabra fea. Competencia, me parece mejor. Voy a tener competencia con una ganadería a la que le tengo un gran respeto y por mi cariño a Fernando Cuadri. Ese fue el motivo por el que accedí al minuto uno». No muy lejana a esta línea de pensamiento se encuentra la de Luis Cuadri que afirma que «prefiero lidiar una corrida completa, pero con un tipo de ganadería como es la de Adolfo y una plaza como esta, no tenemos ningún problema de participar en el Desafío». También se pone en la piel de la empresa y dicen que «entiendo que si son cinco corridas de toros, se puede dejar una como torista y, de esta forma, se abre a la participación de más ganaderías».

Los «Desafíos Ganaderos» se han convertido en un aliciente para el aficionado al que le gusta el toro. Al preguntarles sobre si aporta algo este tipo de festejos, tienen dos visiones opuestas. El ganadero madrileño habla con el corazón. «Soy un aficionado muy viejo y cuando llegaba una corrida de toros que me interesaba, me gustaba ver seis toros de esa ganadería. Lo que siempre hubo fue corridas concurso. La palabra desafío no me gusta. Aún así ha surgido y voy con mucho gusto» El onubense por su parte opina que «lo que aporta principalmente es variedad. En la Feria de El Puerto se ha visto otro tipo de encastes ya con la corrida de La Quinta. Van a poder verse también dos tipos de encastes más que se van a salir de la uniformidad de los festejos que se dan».

Luis Cuadri: «Lo que queremos es que den la dimensión de toreros que llevan dentro pero que hagan las cosas un poco a favor del toro»

Los matadores que participarán en este duelo histórico son Manuel Escribano, que reaparecerá después de su percance en La Línea de la Concepción, Alejandro Morillas y Rubén Pinar. Para hacer frente a este compromiso, Cuadri asegura que «a un torero que con sus años de alternativa y que tiene un oficio, no se le puede dar consejos. Lo que queremos es que den la dimensión de toreros que llevan dentro pero que hagan las cosas un poco a favor del toro. Que la lidia sea perjudicándolos lo menos posible, con pocos capotazos y que midan los castigos en varas». Bajo sus años de experiencia, Adolfo manifiesta que «de la terna, Escribano es el que más toros míos ha matado a lo largo de su carrera. Me parece un gran profesional Rubén Pinar. A Alejandro Morillas no lo he visto nunca. Seguro que tendrá condiciones para estar bien si le embiste algún toro. Ojalá le embistan los dos. Imagino que irán preparados, verán videos para conocer las características del toro que van a matar. »

La familia Martín y la Cuadri guardan lazos de cariño y respeto por la amistad que AdolfoFernando mantienen desde hace décadas. Este asevera que «Cuadri es una ganadería legendaria. Yo la conozco mucho. Soy, aparte de ganadero, aficionado de Madrid y ha tenido grandísimos triunfos allí. Se convirtió en una ganadería importante a partir de los años 60. Es un hierro que me gusta. Vamos a ver si tienen suerte y embiste la corrida». Luis, sobre la ganadería rival, asiente que «es de un encaste que a los aficionados les da muchas alegrías. Son toros de los más encastados y bravos que ha habido en la cabaña brava. Es un ganadero que ha buscado siempre estas dos cualidades y tiene una magnifica relación con nosotros».

Contando ya las horas para que dé comienzo el festejo, Adolfo espera «que los toros salgan buenos y gusten, que los toreros triunfen y que la afición se divierta». Ese mismo anhelo lo comparte con Luis que desea «que, tanto las dos ganaderías como los toreros, demos la dimensión que se espera. Ojalá Adolfo salga contento de la plaza porque sus toros saliesen encastados.  Que a nosotros nos salieran el tipo que buscamos. Y que los matadores saquen todo lo que llevan dentro. Si esas tres cosas se cumplen, va a ser una tarde muy interesante».

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img